INTRODUCCIÓN

El sector algodonero español se concentra en su totalidad en Andalucía, tanto en su fase de producción como en la de transformación. Las 6.500 explotaciones existentes siembran anualmente alrededor de 70.000 hectáreas, cifra que convierte a este cultivo en el más importante dentro de los herbáceos de regadío en nuestra región.

Con una vocación claramente exportadora, casi la totalidad de la producción de fibra se destina a los mercados internacionales, fundamentalmente comunitarios y de terceros países.

Tras la celebración con éxito en 2017 de una primera Jornada sobre el sector, enmarcada dentro del Foro Agrícola del Instituto de Estudios Cajasol, el Instituto de Estudios Cajasol y la Asociación Interprofesional del Algodón organizan el 14 de febrero de 2018 una nueva Jornada titulada “EL SECTOR ALGODONERO ESPAÑOL: UNA APUESTA CONTINUADA POR LA SOSTENIBILIDAD”. Dicha Jornada contará además con la colaboración de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Analizar los retos a los que se enfrenta el Sector Agroalimentario en su conjunto es un ejercicio necesario de información y preparación de los agricultores. La reforma de la PAC, la situación presupuestaria, el Brexit, las nuevas necesidades de la UE, etc., son aspectos imprescindibles a considerar como vasos comunicantes interdependientes, que tendrán una especial
incidencia en el sector y frente a los que este debe estar preparado.

La Sostenibilidad sigue siendo una de las estrategias fundamentales del sector en el horizonte actual y de cara a su futuro, de manera que las acciones conducentes a mejorar la misma y hacer que sean visibles para el conjunto de la sociedad, constituyen un objetivo prioritario. Además, los escenarios de cambio que se avecinan hacen que estos aspectos cobren relevancia especial.

La Etiqueta BCI (Better Cotton Initiative) y la Marca Colectiva son instrumentos de calidad que demuestran las inquietudes de un sector vivo, dinámico y en continuo cambio. La posibilidad de
incorporarlas a nuestro modelo productivo son un fiel reflejo de la actitud del mismo.

Por otra parte, intercambiar conocimientos y experiencias, así como llevar a cabo estrategias comunes de beneficio compartido, son acciones que ayudarán de manera importante a la consolidación del sector europeo representado por Grecia y España, mejorando su sostenibilidad y, en definitiva, asegurando el futuro de un sector tan importante desde las vertientes social, económica y medioambiental.

Finalmente, conocer el panorama mundial del algodón, los países productores y consumidores, sus estrategias exportadoras e importadoras, así como profundizar en el funcionamiento de los mercados de futuro de la Bolsa de Nueva York, que permite al agricultor vender su producción antes de ser cosechada proporcionándole así una ventaja y diferenciación significativa respecto a
cultivos alternativos, se antojan factores claves a la hora de analizar el presente y las perspectivas de futuro del sector.